30/10/2009

MIRADA VACIA

Photobucket
MIRADA VACIA CAP6*
POR chubieta.

*DESCUBRIMIENTOS*

*NOTA: Todos los personajes y nombres le pertenecen a Stephanie Meyer.

Me encontraba durmiendo plácidamente cuando alguien saltó sobre mi cama.
- ¡Bella!- chilló una voz familiar.
- Alice…- dije desperezándome- ¿qué haces aquí tan temprano?- gruñí.
- Buenos días, Bella, yo estoy bien, gracias por preguntar- dijo sarcásticamente- ¡He venido a buscarte para que vayamos de compras! Rose nos espera en el auto. Los chicos prefirieron quedarse en casa jugando Play Station- rodó los ojos- pero los veremos al almuerzo.
- Uhm…- suspiré resignada- iré a la ducha… ¡Podrías haberme avisado que venías!- murmuré mientras me dirigía al baño.
- Podría, pero no lo hice- sonrió malévolamente- le diré a Rose que baje del auto mientras tú te arreglas- y Alice desapareció.
Después de unos 20 minutos, me encontraba lista para salir. Nunca antes había salido con tantas chicas, para ser honesta, jamás había salido de compras con alguien que no fuera Reneé.
- Y…. ¿adónde se supone que vamos de compras?- pregunté.
- Al centro comercial- respondió Rosalie- Alice no puede vivir en paz si no va de compras al menos un día a la semana- rió.
- Rose, no es chistoso. Vestirse bien es fundamental- dijo Alice seria- además la primera impresión siempre es por la vista, así que tienes que verte bien. Siempre- se cruzó de brazos.
- Honestamente, yo no soy muy amiga de la moda y esas cosas- dije algo avergonzada.
- Lo sabemos, Bella, por eso vamos de compras. Esto lo estamos haciendo por ti- dijo Alice.
- ¿Por mí?- pregunté con recelo.
- Ya, Bella, no te pongas difícil, simplemente relájate mientras compras con nosotras- dijo sin apartar la vista del camino- así nos demoramos menos y llegamos antes a casa- me susurró, guiñándome un ojo por el espejo retrovisor.
- Es verdad, así veré antes a mi Jazz- dijo Alice con los ojos brillantes- y tú verás antes a mi hermano- le dijo a Rose- Hablando de hermanos… - Alice me miró entrecerrando los ojos- eres muy afortunada, Bella…
- ¿Afortunada?- levanté las cejas sorprendida.
- Sí…- dijo Alice lentamente- anoche Edward dijo dos palabras en la cena…
- Todo un record- agregó Rose, al ver mi cara de incomprensión, me explicó- Bella, como nuestra amiga más reciente- no pudo evitar sonreír al sentir que ya me integraban a su grupo- no conoces a Edward…
- La vergüenza de la familia…- dijo Alice frunciendo los labios.
- Él es de pocas palabras-continuó Rosalie ignorando la interrupción- normalmente gruñe, murmura algo que nadie entiende, mueve la cabeza o dice una palabra en la mesa que es siempre “gracias” cuando le sirven su plato.
- Pero anoche, se alinearon los astros y dijo dos palabras- dijo Alice con fingido entusiasmo- mamá y papá estaban tan emocionados… piensan que es por lo que le dijeron en su cuarto antes de cenar, aunque… - añadió en un tono más arrogante- yo creo que fue por lo que YO le dije- sacudió la cabeza- como sea, al parecer Edward está tratando de cambiar al fin.
- ¿Siempre ha sido así?- pregunté con curiosidad- digo… así de uhm…- me esforcé buscando una palabra- antisocial.
- No…- dijo Rosalie intercambiando una mirada con Alice- antes era diferente, era normal, pero después de lo de Tanya….
- Se hundió en un pozo sin fondo del que no logra salir- completó Alice mientras miraba su reloj- Por cierto, se nos hace tarde, ¡la moda nos espera! ¡Acelera, Rose!
Después de eso, Alice comenzó a hablar de las distintas tiendas que veríamos, del estilo de ropa que cada una tenía y supe que no obtendría más información acerca de esa tal Tanya.


EDWARD POV

Estaba acostado mirando el techo de mi habitación, con los brazos detrás de mi cabeza mientras pensaba una forma de sacar la fuerza suficiente para superar a Tanya de una vez por todas, cuando un suave golpeteo en mi puerta me sacó de mis pensamientos.

- Edward… - dijo mi madre dulcemente mientras se sentaba en mi cama- es hora de almorzar- se acercó a mí y yo puse mi cabeza sobre su regazo como siempre lo hacía cuando venía a avisarme que bajara para comer- hijo, lo que hiciste anoche… - dijo mientras acariciaba mi cabello- tu padre y yo lo valoramos mucho, sabemos que estás intentando cambiar… - me besó la frente- no te rindas, tú eres un buen muchacho y no nos gusta verte sufriendo, necesitas seguir adelante, hijo mío- me consolaba mi madre. Después de un rato de silencio, suspiró y me dijo- Hoy viene Bella a almorzar con nosotros, por favor, trata de comportarte, tus hermanos le han tomado mucho cariño y no quiero que peleen por tu forma de actuar- mi madre me miró triste- ¿Sabes, Edward? Deberías intentar acercarte a ella, ser su amigo, es una buena muchacha y – sonrió con dulzura- al ser nueva, no tiene por qué conocer tu lado triste, podrías empezar de cero con ella y quizás eso te sirva para abrirte con los demás y ser el chico que eras antes- me besó nuevamente la frente, antes de apartarse de mí- te espero abajo.

Vi como mi madre cerraba la puerta y volví a fijar mi vista en el techo. Quizás ella tenía razón… Bella no conocía a Edward, el ogro, aun cuando Emmett, Alice y los Hale, le contaran de mi hermetismo, ella no lo conocía de primera fuente… no parecía tan mala idea partir de cero…

Un poco más animado, me levanté de mi cama y me dirigí al baño. Me lavé la cara y mientras intentaba peinar mi cabello sin éxito, me vi al espejo por primera vez después de meses. No pude evitar asombrarme, mis padres tenían razón, estaba mal. Tenía el rostro demacrado con profundas ojeras, mis ojos, a pesar que eran del mismo color de mamá, eran de un verde mucho más oscuro, tenía la mirada vacía, y mi cabello ya era más cercano al castaño oscuro que a mi color bronce natural. Ahora entendía la preocupación de todos, era más cercano a un cadáver que a un humano.


hola!! espro que les aya gustado las quiero
nos leemos bye*