15/01/2010

MIRADA VACIA


MIRADA VACIA CAP7,8,9*
POR chubieta.

*SEPTIEMBRE*


*NOTA: Todos los personajes y nombres le pertenecen a Stephanie Meyer


BELLA POV
Mi primer mes en Forks transcurrió con bastante rapidez, en el Instituto ya conocía a más personas, contaba con la compañía de Mike, Jessica (que parecía ser la novia de Mike, aunque nunca los había visto besándose y siendo honesta no pensaba investigar más allá), y de Ángela, una chica algo tímida, pero de buen corazón, que además era mi compañera en natación. En cuanto a los Cullen, no podía creer mi suerte por tenerlos de amigos y por querer hacerme una fiesta de mi cumpleaños, pero logré reducirla a una cena en su casa, debido a que llevaba apenas un mes en Forks y mi vida social era casi inexistente. Todos me saludaron con un cálido abrazo, excepto Emmett, quien me envolvió en un abrazo tan apretado que casi me asfixia, y Edward que se limitó a decirme “Feliz cumpleaños Bella” con una mueca que parecía algo similar a una sonrisa.
Los entrenamientos en el Centro Deportivo iban bien, debo reconocer que me gustaba pasar las tardes ahí, me servía de distracción y para pasar un tiempo con otras personas, como Ángela y el resto de mi grupo, y con algunos chicos del equipo masculino que había conocido gracias a Jasper.
Me encontraba riendo junto a todos ellos en la cafetería del centro, cuando se unió a nosotros Leonard Barnett, el capitán del equipo masculino de natación.
- ¿Qué pasa, Barnett? ¿Por qué tan serio?- preguntó Jim, otro chico del equipo.
- Acabo de hablar con Cooper- dijo sentándose derrotado- tenemos una baja en el equipo y no podremos presentarnos a la competencia estatal.
- ¿Baja? ¿Quién no participará?- preguntó Jasper sorprendido.
- Parsons tiene una lesión en la espalda que lo mantendrá fuera por toda la temporada- dijo apesumbrado- y si no conseguimos a alguien que ocupe su lugar….
- No vamos al torneo- concluyó Jim.
- Deben conseguir a alguien- dijo Ángela.
- Pero sé realista, Ángela- empezó diciendo Sarah, la capitana de nuestro equipo- ¿dónde pueden conseguir a alguien bueno en tan poco tiempo?- dijo mirando a todos.
- A menos que… se tratara de alguien que ya haya estado en el equipo antes… - sonrió Jim mirando a Leo quien continuó diciendo- y que por una razón, que no fuera una lesión física se haya retirado… - agregó sonriendo más que Jim. Jasper se removía en su asiento nervioso, mientras a Leonard, al igual que el resto de la mesa, tenía una expresión esperanzadora. Algo me estaba perdiendo. Algo que todos sabían y yo, por ser la chica nueva no entendía.
- ¿Alguien me puede explicar qué está pasando? No estoy entendiendo- dije frustrada.
- Hale- dijo Barnett ignorando mi pregunta, al igual que todos. – Tienes que hablar con Cullen y convencerlo que se una al equipo- dijo serio y añadió en un tono más autoritario- tienes una semana. Es nuestra última esperanza, iré a hablar con el entrenador- se paró rápidamente y se fue.
- ¿Cullen? ¿Qué Cullen? ¿Qué tiene que ver?- pregunté atropelladamente.
- Edward Cullen- dijo en voz baja- era parte del equipo de natación y era muy bueno, gracias a él ganaron muchos torneos, pero un día decidió retirarse y nadie supo por qué – dijo mirando de reojo a Jasper, quien se levantó del asiento mientras parecía tener una lucha interna, y susurró en mi oído- Jasper y Edward se conocieron acá y se hicieron muy amigos, creo que hasta el día de hoy lo son, y sospecho que él sí sabe por qué se retiró Edward. Por eso Leo cree que es la persona indicada para convencerlo de que vuelva.
- Conociendo a Edward, dudo que tenga éxito- me dije a mí misma.

EDWARD POV
Septiembre pasó como cualquier mes, salvo porque me veía forzado a salir de casa para ir a clases al Instituto, debido a la promesa que le hice a mis padres de que intentaría cambiar, ahora me sentaba junto a mis hermanos, aunque seguía sin participar mucho de sus conversaciones. Hasta cierto punto, me hastiaban, ya tenía suficiente con sus risotadas en casa para tener que soportarlas en el instituto. Aunque lo que colmó mi paciencia, fue cuando se les ocurrió celebrar el cumpleaños de Bella en casa y me vi obligado a saludarla, recordé lo que me había dicho mamá: “…al ser nueva, no tiene por qué conocer tu lado triste, podrías empezar de cero con ella…” e intenté decir “Feliz cumpleaños Bella” con una sonrisa que terminó pareciendo una mueca de disgusto.
Me encontraba enfurruñado en mi cuarto mientras buscaba entre mis libros algo para leer cuando alguien golpeó mi puerta.
- Adelante- dije mientras me sentaba en mi cama. La puerta se abrió y Jasper entró a mi habitación, se movió incómodo un momento. – Siéntate- le indiqué la silla que estaba junto a mi escritorio. Era extraño que estuviera tan nervioso, la última vez que estaba así fue cuando me dijo que le gustaba Alice…. ¿le gustará otra chica?
- Edward…- dijo moviendo sus manos y mirándome fijamente- necesito conversar contigo de algo importante- al ver que no respondía, prosiguió- Hay una baja en el equipo y necesitamos una persona más para poder entrar al campeonato estatal este año y…
- No- gruñí, adivinando sus intenciones.
- Vamos Edward- dijo Jasper suspirando largamente para calmarse- eres un buen nadador, aunque hayas estado tanto tiempo sin practicar, tú y yo sabemos que no te costará alcanzar tu rendimiento. Vamos- sonrió- piénsalo, te hará bien salir de tu guarida. Te servirá para distraerte
- Lo pensaré- murmuré. Jasper se levantó de la silla y se fue, cerrando la puerta detrás de él.
Me recosté en mi cama nuevamente. Quizás Jasper tenía razón y necesitaba distraerme. Además me serviría para que mis padres dejaran de mirarme con lástima cada vez que estábamos en casa.



CAP 8*
*ANUNCIO*

BELLA POV
Como cada sábado me encontraba en casa de los Cullen, al principio pensé que Charlie reclamaría el hecho que apenas me veía, pero al parecer la televisión siempre transmitía un juego más interesante que yo.
- ¿Bella?- dijo Alice mientras hojeaba una revista, sentada en la alfombra de su cuarto- ¿No se te reseca la piel con tanto tiempo que pasas nadando? – me miró preocupada.
- ¿Huh?- fui incapaz de decir algo más coherente.
- Sí, Bella, cuando pasas tanto rato en una piscina que contiene altas dosis de cloro…- empezó a recitar Alice cuando la puerta se abrió y apareció Carlisle para avisarnos que bajáramos a almorzar.
- ¡Enseguida!- dije con más entusiasmo del necesario y me puse de pie. Alice sólo frunció el ceño y me siguió escaleras abajo.
Cuando llegamos al comedor, estaban todos ya sentados, excepto Jasper y Edward. Apenas me vio, Emmett me preguntó: ¿Qué le hiciste a la enana, Bella? ¿Dijiste que su ropa era fea?- rió fuertemente. Alice lo fulminó con la mirada y se sentó en su puesto, al mismo tiempo que yo lo hacía.
- ¿Dónde está Jazz?- preguntó Alice preocupada.
- No lo sé- le respondió Rosalie- dijo que tenía algo que hacer, pero que después venía para acá.
- ¡Mamá! – chilló Alice- ¡Tenemos que esperar a Jazz!- corrió a buscar su teléfono móvil para llamarlo.
- A todo esto… - dijo Emmett mirando la mesa- el ogro todavía no sale de su caverna para comer- tomó un gran trozo de comida y empezó a comer.
- ¡Emmett!- lo regañó Esme- espera al menos que Alice vuelva antes de que empieces a comer. ¿Dónde están tus modales?
- Los perdí en una apuesta- respondió sin vergüenza alguna. No pude evitar reír.
- Emmett, tu madre tiene razón. Espera a Alice- ordenó Carlisle para posteriormente añadir en un tono más ligero- y Edward- recalcó su nombre- no está, salió temprano.
- ¿Salió?- dijeron Rosalie y Emmett al mismo tiempo.
- Sí- respondió Esme con una leve sonrisa cuando Alice volvió y dijo: -Jazz llega en cinco minutos, viene con Edward.
- ¿Con Edward?- preguntaron Rosalie y Emmett nuevamente incrédulos.
- Sí…- Alice rodó los ojos- eso dije- se sentó a la mesa.
- Bueno, bueno, disculpe usted señorita- dijo Emmett falsamente avergonzado.
- Ahora puedes comer, Emmett- dijo Esme.
- ¡Al fin!- tomó los cubiertos emocionados, cuando se sintió que abrían la puerta. Alice salió disparada del comedor para buscar a Jasper.
- Tendrás que esperar nuevamente Emmett- dije entre risas- Alice mantendrá ocupado a Jasper un rato.
- ¡Es suficiente!- se levantó indignado y se dirigió a la puerta, mientras todos lo mirábamos riendo.
- Cuando se trata de comida, Emmett es otro- dijo Rosalie riendo.
De pronto se oyeron unos gritos de Emmett y en un parpadeo estaban Jasper, Alice, Edward y él sentados a la mesa. Definitivamente Rosalie tenía razón, cuando se trataba de comida, Emmett se transformaba.


EDWARD POV

- ¡Jazz!- chilló Alice apenas cruzamos el umbral de la puerta de entrada y se lanzó a Jasper como si no lo hubiera visto en años- ¡Estábamos a punto de almorzar!- le decía entre besos- ¿por qué te tardaste tanto?- y de pronto notó mi presencia ahí y saludó con un escueto- Hola Edward.
- Hola Alice- dije malhumorado, aunque ella no lo notó, estaba demasiado absorta besando a Jasper. Odiaba estos momentos de demostraciones públicas de afecto, sobretodo cuando venían de Rosalie y Emmett, eran tan… pasionales.
- … y podríamos ir allá más tarde- continuaba hablando Alice, mientras se colgaba del cuello de Jasper. Rodé los ojos. Y me dirigía al comedor cuando oí un grito proveniente de ahí
- ¡Es suficiente!- gritó Emmett y vino hacia nosotros para decirnos indignado- ¿Podrían dejar de besuquearse y venir a almorzar de una vez? ¡Es tarde!- dijo furioso. Aunque Emmett fuera un bromista empedernido, no transaba cuando se trataba de comida.
- Eres un insensible- murmuró Alice indignada, pero se separó de Jasper y tomados de la mano siguieron hacia el comedor. Emmett se cruzó de brazos y me miró indicándome que yo también debía ir. Suspiré y lo seguí.
Después de saludar a todos, por fin, para alegría de Emmett, estábamos todos sentados a la mesa. Como cada comida familiar todos hablaban y yo los ignoraba .Pero podría sentir la mirada de Jasper sobre mí y sabía que tarde o temprano todos se enterarían, así que era mejor que se enteraran de una vez. Me aclaré la garganta lo suficientemente fuerte para que todos se callaran y cuando todas las miradas se fijaron en mí, hablé:
- He decidido reincorporarme al equipo de natación del centro deportivo- dije impasible. Hubo unos segundos de silencio, hasta que mi madre acarició mi mano y me sonrió.
- ¡Aleluya!- gritó Emmett con las manos elevadas hacia el cielo- ¡El ogro decidió salir de su caverna!-rodé los ojos. No se esperaba menos de él.
- Hijo, me alegra que decidieras volver al deporte- sonrió mi padre.
- ¡Oh, Edward! Soy tan feliz por ti- Alice me abrazó, mientras yo me removía incómodo intentando soltarme. Jasper me miraba divertido.
- Sí, Alice, todos notamos que estás feliz por él- dijo Rosalie riendo con Jasper. Sentí que alguien se reía a mis espaldas, apenas me deshice del abrazo de Alice me giré bruscamente y vi a Bella que al encontrar mi mirada, se le congeló la sonrisa y me miró con cierto temor.
- Ehm… -dijo nerviosa- supongo que seremos compañeros ahora- sonrió tímidamente.
- Supones bien- le respondí casi gruñendo. Y me concentré en mi plato. De ahí todo volvió a la normalidad y yo me encerré en mi propia burbuja donde Tanya y yo éramos felices.



CAP 9*
*SORPRESAS*

BELLA POV
Había terminado el entrenamiento del viernes, cuando antes de dirigirme a los camarines, una voz me llamó “¡Bella!” me giré y vi a Leo, el capitán del equipo de natación masculino sonriéndome.
. Leo- le sonreí- dime, ¿qué necesitas?
. Uhm…. Necesito uhm… -titubeó- hacerte una pregunta. –Tomó aire- ¿Te gustaría salir conmigo hoy?- me dijo esperanzado
. Ehm..- lo miré sin saber qué decir por unos segundos, hasta que logré encontrar las palabras- claro. –sonreí. Me sentía algo culpable por Edward, por no asistir a nuestra “tertulia de fin de semana”, pero era un panorama mucho más atractivo salir con Leo, era guapo y sabía que muchas chicas se morían por él, así que no iba a desaprovechar la oportunidad de salir con él. Además, me gustaba un poco.
- ¡Genial!- dijo él con una gran sonrisa- te espero en la cafetería en ¿20 minutos?
- Perfecto- dije y se alejó corriendo. Me duché rápidamente y fui a la cafetería a buscar a Jasper, hasta que lo encontré comprando un refresco.
- ¡Jazz!- lo llamé, se giró y me hizo señas con la mano para que me acercara. – Jazz,- dije mientras él pagaba- hoy no me iré contigo, tengo uhm—me moví incómoda- saldré con Leo.- alzó los ojos sorprendido.
- ¿Barnett? ¡Vaya!-dijo divertido- te esperará un interrogatorio después con Alice – rió- que te diviertas.- se despidió y se fue.
- ¿Estás lista?- dijo una voz a mis espaldas.
- Sí, capitán-bromeé.
- Así me gusta- rió Leo- por este camino, señorita- y nos dirigimos a los estacionamientos. Subimos al auto de Leo e iniciamos lo que sería mi primera cita en Forks.

EDWARD POV
Llevaba cerca de un mes entrenando y terminaba tan agotado, que mi insomnio y pesadillas con Tanya eran cada vez menos frecuentes. Mi nueva rutina era escuela en la mañana, entrenamientos en la tarde y los fines de semana me dedicaba a compartir con mis hermanos en casa, entendiendo como compartir el hecho de estar leyendo en la misma habitación en la que ellos se divertían conversando.
Era una de esas tardes en casa, mientras Emmett y Jasper jugaban PlayStation, cuando terminaba de leer un libro, en que me di cuenta que en el sillón de enfrente se encontraban Rosalie, Alice y Bella, las dos primeras comentaban emocionadas un artículo de una revista, mientras Bella sonreía cortésmente y tenía una expresión aburrida. Dado que últimamente me encontraba de mejor ánimo, me atreví a hablarle desde mi lugar. Después de todo, éramos compañeros en biología y en natación, no sería raro que le hablara. Al menos eso pensaba.
- ¿Aburrida de tanta revista, Bella?- dije sonriendo. Alice y Rosalie me miraron con la boca abierta, Emmett y Jasper seguían concentrados en su juego, ignorándonos por completo.
- No- mintió débilmente. Alice suspiró largamente y dijo:
- ¿Sabes Bella? Sinceramente no entiendo cómo no te interesan… - empezó.
- Déjala, Alice, quizás prefiere leer otras cosas- terminó Rosalie. Bella sonrió tímidamente.
- Me gustan más los libros- me dijo con una sonrisa en los labios y mirando el libro en mis manos, frunció el ceño- ¿qué estabas leyendo?- se paró del sillón para sentarme a mi lado. Mi cuerpo se tensó inmediatamente, jamás pensé que se acercaría a mí. Para ser honesto, la gente no se acercaba a mí, al contrario… me repelía.- Oh, me gusta ese libro- dijo al ver el título- es uno de mis favoritos. Y empezamos a hablar de los libros que habíamos leído y en eso pasamos toda la tarde.
Se estaba haciendo habitual que cuando Bella iba a casa, se sentara a mi lado y empezáramos a hablar de libros, mientras los demás se divertían, ya sea besándose o jugando PlayStation. Era un viernes por la tarde, podía sentir las risotadas que provenían de abajo, lo que era señal que todos estaban en casa, y yo estaba en mi cuarto buscando algún libro que pudiera recomendar a Bella cuando mi madre se asomó a la puerta.
- Edward, cariño, ¿qué estás haciendo? Pareciera que estuvieras desvalijando tu cuarto- rió.
- ¡Ah, mamá!-me sobresalté- Estoy buscando un libro para recomendarle a Bella, pero… - seguí hurgando entre mis libros.
- Uhm…- titubeó mi madre- Bella no está aquí.- Me congelé. ¿No está? ¿Por qué no estaría? Cada fin de semana venía y comentábamos libros. No podía no venir.
- ¿No está? – levanté las cejas- ¿Por qué?- pregunté con fingido desinterés, mientras reacomodaba mis libros.
- No lo sé- se encogió de hombros- habrá tenido que hacer- dijo mientras me miraba atentamente.
- Oh, está bien… - bajé la vista- debe tener más amigos con quien salir- dije lo más casual que pude. – Bajaré luego. Mi madre acarició mi cabello y se fue.
Agarré el primer libro que encontré y bajé a juntarme con el resto de mi familia. Bastó que me sentara en el lugar de siempre para que empezaran a hablar de Bella.
- Oh, Edward- dijo Alice sentada en el regazo de Jasper- Bella no vendrá hoy- y siguió con sus arrumacos.
- Tendrás que conformarte con nosotros- rió Rosalie sin despegar los ojos del televisor.
- Y por un buen tiempo- rió estridentemente Emmett- ¡Te voy a ganar Rose!- dijo volviendo a su juego.
- ¡Ni lo sueñes!- replicó Rosalie.
- ¿Un buen tiempo?- miré a Jasper. Pero Emmett fue el que respondió:
- Sí, tenía una “cita”- dijo destacando cada letra. Fruncí el ceño.
- ¿Cita?- susurré en voz baja.
- Bueno, Edward…. Bella es una chica bonita, no habrás pensado que nadie se iba a dar cuenta- dijo Alice mientras acariciaba el pelo de Jasper.
- Exacto, - la apoyó él- a Barnett le gustaba hace un tiempo, hasta que se decidió y la invitó a salir…
- Y ella aceptó- siguió Alice radiante.- Se pasaría de tonta si se hubiera negado, Leo es tan… - suspiró. Rosalie continuó con la vista fija en el televisor: “Es guapo y es capitán del equipo de natación. Tiene a muchas chicas detrás de él.”
- ¡Yo soy capitán de rugby no tengo a chicas detrás de mí!- refunfuñó Emmett.
- Es que la natación es un deporte más sexy- dijo Jasper riendo.- Y conociendo a Rose dudo que alguna chica se te acerque- todos se rieron menos yo.
- Ojalá Bella y Leo sean novios, se ven tan lindos juntos- dijo Alice soñadoramente. Yo abrí mi libro molesto- Aunque hay alguien que extrañará su compañía- dijo mirándome de reojo, mientras yo la ignoraba.
- Basta ya, Alice- dijo Jasper dirigiéndome una mirada rápida- no te adelantes. Es sólo una cita. Cambiando de tema, ¿cuáles son los planes para mañana?- la miró sonriendo y Alice se enfrascó en una nueva conversación con Jasper, quien mientras ella no veía me guiñó un ojo. Yo simplemente suspiré aliviado.

DISCULPEN LA TARDANSA PERO MI DEPRECION SE DEVIA A MI EMBARAZO Y PUES HEE ESTADO UN POCO MEJOR MUCHAS GRACIAS POR TODOS SUS COMENTARIOS LAS QUIERO MUCHO BYE NOS LEEMOS PRONTO..